Utilizamos cookies para facilitar su navegación en la página web, conocer cómo interactúas con nosotros y, en determinados casos, poder mostrarte publicidad en función de tus hábitos de navegación. Por favor, lee nuestra Política de Cookies para conocer con mayor detalle las cookies que usamos, su finalidad y así como poder configurarlas o rechazarlas si así lo considera. Si continúa navegando consideraremos que las acepta. OK | Más información

Os presentamos nuestro KoliRico®

Os presentamos nuestro KoliRico®

Os vamos a presentar una hortaliza, el colirábano, es una hortaliza muy conocida en Alemania. Pero el protagonista de nuestro artículo de hoy es el KoliRico®

Empezaremos desmontando un mito: en muchos sitios aún se sigue insistiendo en que los colirábanos grandes siempre tienen hebras. ¡No es cierto! El contenido de hebras depende en primer lugar de la variedad escogida. Los tubérculos ovalados o redondos muestran que la planta ha estado sometida a situaciones de estrés durante la fase de crecimiento en el campo. Así pues, a la hora de hacer la compra, se debe prestar especial atención a la forma externa del Colirábano, que debe ser plana y chata, con depresiones suaves en la parte superior.

¡Pero si queréis evitar comprar un colirábano con hebras, abombillado… debéis comprar nuestro Kolirico® ya que así seguro que acertáis en vuestra cesta de la compra!

Venimos desarrollando un trabajo de investigación conjunta con cocineros de renombre y escuelas de hostelería, como Martín Berasategui y la escuela de hostelería de Murcia con Juan Pellicer, con el resultado de una selección de variedades mucho más complicadas de producir y delicadas y con un sabor especial. Las variedades que desarrollamos de KoliRico® tienen un sabor especial y permiten que además de poder comerlo salteado, al vapor, a la parrilla en crema o smothie, también se pueda comer tanto en stick, como en crudo.

¡Si probáis nuestro KoliRico® no volverás a comprar un colirábano!

El KoliRico® aporta al organismo minerales y vitaminas, como la vitamina C, A, B1, B3 y B6, y es rico en fósforo, calcio y magnesio. Resulta indicado para dietas de adelgazamiento ya que es bajo en calorías y apenas contiene grasas. Su nivel de sodio es bajo, por lo que puede ser consumido por personas hipertensas. Tiene un aprovechamiento del 100%, ya que se pueden cocinar sus hojas y bulbo. Sus hojas también son muy nutritivas, ricas en vitamina A, vitamina K, minerales y grupo del complejo B de vitaminas, así que las puedes aprovechar para hacer en potajes o sopas, lo que hace que tenga un desperdicio mínimo. 

¿Qué opináis sobre el KoliRico®? ¿Os gustaría probarlo? ¡A nosotros y a Martín Berasategui nos encanta!

Si quieres ver una receta del chef 10 estrellas Michelín Martin Berasategui pincha en el siguiente enlace:

https://www.youtube.com/watch?v=d-ZviA44V0s

Publicaciones Relacionadas: